Francisco Villaespesa y las murmuraciones.

Puerto de la Azohía-Cartagena-Murcia-España ©EL CRISOL DE LA CORDURA 2020

Estudiar la literatura española, obliga, sobre todo a quien lo hace, a emprender un recorrido por las distintas corrientes y generaciones de autores, hete aquí que, recorriendo la producción literaria de finales del siglo XIX, dí en leer a los integrantes del Modernismo, saboreando a Rubén Darío en  su búsqueda de un mundo más bello y perfecto, y fue entonces cuando me adentre en los distintos escritores de la clasificación ordenada que hacen distintas enciclopedias que estudian el tema; leí al francés Charles Baudelaire el autor de Las flores del mal, a Jacinto Benavente, al falangista y fundador de ese partido fascista, el escritor franquista Rafael Sánchez Mazas, al catalán Eduardo Marquina, al murciano Ricardo Gil o el almeriense Francisco Villaespesa nacido en una comarca ( Laujar de Andarax), que para mí es una de las más bellas de España, La Alpujarra Almeriense.

Supusieron estas lecturas adentrarme en un mundo nuevo de palabras sugerentes, cultas, llenas de recursos y figuras literarias, aunque debo reconocer que sólo ancló en mí el sevillano autor de Soledades, el gran Antonio Machado, precisamente a quien los puristas no sitúan plenamente en este movimiento, dando tal adjetivo a su hermano Manuel Machado.

Hoy traigo a esta página un corto poema de Francisco Villaespesa, autor al que leía de niño por influencia de mi madre, que siempre tenía varios libros de poesía a mi alcance, además, como muestra de su prolífica actividad, un pequeño cuento que digitalizado por la Biblioteca Virtual de Andalucía puede leerse en PDF

Este poeta, puesto que lo más abundante de su obra fue en este campo, también fue periodista, autor y empresario de teatro, tuvo mucha popularidad en su época.

Francisco Villaespesa Martín ©EL CRISOL DE LA CORDURA 2020

SENTENCIAS Y DECIRES
¡Rico, nunca hagas alarde,
ante el pobre, de riquezas;
ni tú, pobre, al ver al rico
maldigas de tu pobreza,
que el rico con sus tesoros
y el pobre con sus miserias,
desnudos como han nacido
han de volver a la tierra!
II
Huye de murmuraciones,
porque el veneno más malo
no es el que vierten las víboras
sino el que sueltan los labios.
Nadie murmure de nadie,
que somos de barro humano
¡y no hay nadie que esté limpio
siendo formado de barro!

Francisco Villaespesa Martín

Texto: © documentos del autor de esta página

Fuentes:

Poesías Completas de Francisco Villaespesa , Tomo I, Aguilar,S.A. de Ediciones, Madrid-1954

Biblioteca Virtual de Andalucía

Francisco Villaespesa  por  Jesús Herrera Peña

Biografías y Vidas

Francisco Villaespesa en Wikipedia

 EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías:

El canto de la cigarra es bueno para dormir

En estos días, en los que los medios de comunicación nos inundan de estridentes cantos de cigarra, (chicharra se decía por estas tierras en mi juventud), me vienen a la cabeza los versos de un poeta amigo, que guió mis pasos para la difícil tarea de ser persona, Antonio López Baeza, de verso lirico, culto y al tiempo llano, con un poso franciscano (porque aunque él no fuera franciscano, su vida siempre siguió el camino de los principios del de Asís), pacífico y que huele a frutales de Archena, en el corazón de  nuestra huerta murciana. Como dice el poema…¡¡Qué larga siesta!!…qué larga.

Da doble luz a tu verso

 para leído de frente

 y al sesgo.

A. Machado
Asensio Saez 1

QUE NO ME DIGAN A MÍ

¡Que no me digan a mí
que el canto de la cigarra
no es bueno para dormir!
(
Popular español, escuchado
cuando niño, de labios de
mi madre
)

Cigarra 4

¡CUÁNTA cigarra cantando
bajo este tórrido sol
del «tú, obedeces; yo, mando.
Que aquí no hay otra razón»!

Qué larga siesta. ¡Qué larga
si no rompemos el cerco
monorrítmico
de numánticas cigarras…!Cigarra 1

¿Quién se atreverá a salir,
mostrando su gallardía
de pueblo, que mal se fía
de este monótono canto…?

Que hay mil relevos de sol
para que la siesta venza
el vuelo del corazón.
¡Cuánta cigarra pagada
con oro de falso sol…!

… Que no me digan a mí,
que no ha de llegar la hora
que el huero rabel reviente,
y cese tanto dormir…
¡Que no me digan a mí!

Asensio Saez 2

Antonio López Baeza, Luz en el tiempo (1973)

Antonio  Lopez Baeza



Sobre los textos y el poeta:

,Antonio López Baeza al que conocí con poco más de dieciséis años, era un buen amigo, en realidad, aunque la vida varios años después separó nuestros caminos, ahí seguía estando como una de las personas más importantes del resto mi vida, Juan Fernández Marín lo define en su doloroso adiós en enero del 2019 así: “Cura, poeta, místico, escritor, amigo, pensador, cristiano cabal… la ficha personal de Antonio López Baeza es admirable, ¡una verdadera maravilla!, un ser auténticamente excepcional”

Escuchemos la palabra de Antonio L. Baeza , que será la que más nos ayude a conocerlo:

«A este mundo todos venimos a aprender a amar y doy testimonio de que el amor y el llanto (íntimamente relacionados entre sí, hasta ser inseparables) son el camino único – un camino en lo imposible- de realización humana».

Dejo aquí los que son con toda probabilidad los últimos versos escritos por Antonio y que resultan un epitafio de su existencia:

Una amistad verdadera (Inédito)

Saber que he de morir,

sin duda, en breve.

Y esperar que, en lo eterno

que nuestra fe promete

-en el abrazo universal con Dios-,

¡tú y yo seamos presentes!

Luz en el tiempo

El texto de la poesía anterior aparece en un trabajo publicado en la revista trimestral Iglesia Viva y del portal iviva pagina de Pensamiento crítico y cristianismo

Se puede leer o descargar desde aquí mismo el libro LUZ EN EL TIEMPO (en PDF), o en la web pulsando aquí

Fotografías:

Comparte este artículo en:

Los juglares de África

Las estrellas / son letras vivas / en la página del cielo.

Hay que aprender a leer / el titilar de sus mensajes.

A masanil waykan / tol ikis tz’ib’ / tz’ib’b’il ok yin sat kan.

Watx’ chi kokuy kob’a / jilon aj sq’anej waykan chi nub’lab’i sat kan.

Gemido de huellas  poemario bilingüe (q’anjob’al-español)

                                                                de Sabino Esteban (poeta de Guatemala)

Aldea de Nigeria-EL CRISOL DE LA CORDURA

África está en estos días, en casi todos los medios informativos y siempre asociando las noticias a violencia, a muertes,  a sufrimiento; se suelen dar esas informaciones siempre sesgadas, desde el punto de vista neo-colonial que aún impera en las llamadas sociedades occidentales; por otro lado se ignora a los pueblos en sus culturas, en sus costumbres; el intento de esa manipulación mediática, es una homogenización cultural mas acorde con los intereses de los nuevos (en realidad viejos), explotadores de recursos naturales de los distintos pueblos que habitan el continente africano.

Para los mass media de la cultura dominante, solo existen literatura o poesía de origen europeo o anglosajón y salvo raras excepciones, sistemáticamente se olvidan de las artes y las letras en África. Se desconoce por ejemplo el carácter de oralidad que tiene la poesía africana.

Decía John Pepper Clark, el no muy conocido por estos lares poeta nigeriano, jp-clark-blog_thumb18al mencionar el carácter oral de la poesía en África, “…..la nuestra es poesía hablada y cantada oralmente o vertida a  y  en instrumentos musicales, ..el efecto de este tipo de poesía es directamente audible, en palabras que brotan de la boca para deleitar al oído y conmover toda la estructura humana en interrelación con otros en una audiencia próxima….”.

Las sociedades del europeizado mundo occidental, han olvidado en su mayor parte, que la cultura durante milenios ha sido oral y que de esta forma se han  transmitido a lo largo de generaciones los valores y la historia de los pueblos.

Lejos quedan en la memoria colectiva, los narradores y poetas del medievo europeo que en forma de juglares recorrían aldeas y pueblos llevando noticias, poesía y música.

El arte grafico, que acompañaba a estos narradores en su labor informativa, la música que servía de vehículo inseparables de la juglaría,  fue en el camino de pocos siglos disgregándose en parcelas estancas, cada vez mas separada de su origen primitivo de pueblo y quedando en manos de minorías cultas que establecen las reglas de ese nuevo fenómeno cultural, ya desencarnado y en manos de especialistas.

No recorrió el mismo camino en el joven y viejo a la vez continente africano.

Si bien la invasión y sometimiento cultural de los africanos a las potencias europeas y a sus herederas, hizo que permaneciera casi clandestino en muchas épocas de sometimiento colonial, la cultura africana siguió con su tradición oral. 

Posie-populaire-des-Kabyles_thumb2“Ser poeta en África es una forma de actividad social  a la que todos, o casi todos, pueden y deben entregarse en ciertas circunstancias”. 

                         Pierre Savignac

¡OH, RAÍCES!”

Raíces, sed un ancla para mi quilla
estibadme contra los vientos rebeldes

sondead tierras y hondas aguas nutrientes
energía que calme mi sed eterna

cegados los arroyos, cieno a vosotras
os ahoga, maldiciones os estancan

y viajeros con mapas junto a las charcas
buscan alivio. Sus tazas en las aguas

elevan burbujas de corrupción, fangos
de maldad, tumbas sin lágrimas ni endechas

Raíces, alejaos de los riachuelos
que se filtran y manchan, que yo esos crímenes

no comparta, comunión infecta tierra
en cenizas de un mismo hogar esparcidas

¡Raíces!: lejos de la traición oscura
de fosas que aceptan, de estacas con gueldo

no seáis la imagen del nido de víboras
cual cebo, de horribles prodigios airados

no, el vigor altivo horada el más hondo
secreto, asoma junto al temor culpable

la garra usurera, las babas que asolan
canillas temblosas y decepcionadas.

Oh, raíces, sed el ancla de mi quilla
suturadme el pensar con tensos carretes

buscad en la tierra agua fresca y nutriente
cavad con vara aguda pozos eternos

baldead horas rancias hacia el desagüe
sin fin de la muerte……”

Wole Soyinka wole_soyinka_thumb9

Premio Nobel de Literatura en 1986.

Que la literatura y la poesía de autores africanos sea poco conocida no hace sino agrandar el merito de una generación de escritores que luchando contra gigantescas dificultades, y en muchos casos perseguidos, (ya se sabe que los escritores suelen ser la conciencia de los pueblos), quiero mencionar por lo próximo del común lenguaje a  Juan Tomás Ávila Laurel y a Donato NDongo, autor de Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial  que gracias a la investigadora  Elisa Rizo, tienen eco en el libro Caminos y veredas. Narrativas de Guinea Ecuatorial(UNAM, 2011), libro en donde hace una selección de escritores provenientes de ese país del África Central.

 

Textos:

EL CRISOL DE LA CORDURA

Poesía anónima africana, selección de Rogelio Martínez Fivee, publicado por Miguel Castellote en Básica 15

Poemas de Soyinka(Extraídos de Lanzadera en una cripta, traducción y prólogo de Luis Ingelmo, Madrid, Bartleby, 2010.)

Fragmento de un poema leído en  El ideario de un escribiente

Paginas imprescindibles :

AllAfrica

misosoafrica

“MISOSOAFRICA, ES UN PROYECTO COLECTIVO SIN FINES DE LUCRO, QUE VELA POR LA DIFUSIÓN DE LA CULTURA DEL CONTINENTE CUNA DE LA HUMANIDAD”

http://www.postcolonialweb.org/nigeria/yorubaov.html

http://www.molli.org.uk/yoruba/1_about_yoruba/index.htm

http://www.africaaction.org/index.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Chinua_Achebe

http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_africana#Principales_poetas_africanos

http://www.infoplease.com/ce6/ent/A0802673.html

http://www.africaaction.org/africa-policy-outlook.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Wole_Soyinka

http://www.brazza.culture.fr/fr/legende/peredesesclaves1.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Wole_Soyinka

http://www.oxfam.org/es

http://www.unicefusa.org/

http://www.ifrc.org/

Fotografías:

Fotografía de un lienzo (60×40),

Gregory C. Nduka-EL CRISOL DE LA CORDURApintado por un artista de origen nigeriano a quien conocí y compré varios cuadros:

 Gregory C. Nduka.

http://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page

Archivos propios de © fotografías y otras basadas en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

Rato, Guindos, Esopo y el borrico

Rato-Guindos-EL CRISOL DE LA CORDURA

El ministro de economía del gobierno del Partido Popular D. Luis de Guindos expresó su profundo aprecio por Rato, al que calificó como “el mejor ministro de Economía de la democracia”…..declaraciones en Mayo 2012.

ESOPO Y EL BORRICO

(FÁBULA)

 Al buen Esopo díjole un borrico:

—Por quien soy, te suplico,

si en algún cuentecito me introduces,

que pongas, como debes, en mi labio,

cordura, discreción, lenguaje sabio.—

Esopo respondió: —Yo bien podría

fingirte bestia de talento y luces;

pero al ver tan solemne desatino,

todo el mundo, a una voz, nos llamaría,

el filósofo a ti y a mí el pollino.

          ———

Es alabar a un necio,

locura digna de común desprecio.

 

Juan Eugenio Hartzenbusch

Textos:

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías:

Archivos propios de © fotografías y otras basadas en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

El dromedario y el camello, José Rosas

EL DROMEDARIO Y EL CAMELLO-EL CRISOL DE LA CORDURA

El DROMEDARIO Y EL CAMELLO

« ¡ Válgame Dios, qué veo!

Un camello decía a un dromedario;

Tú eres en el desierto necesario,

Mas la verdad, amigo, estás muy feo

Con esa singular, alta joroba,

Más grande que una alcoba.»

¡Y el que así se burlaba y se reía,

Dos jorobas magníficas tenía!

 Hombres hay que no encuentran nada bueno,

Que aunque son de defectos un acopio,

La paja miran en el ojo ajeno,

Y la viga jamás ven el propio.

José Rosas Moreno

                          

José Rosas Moreno-EL CRISOL DE LA CORDURAJosé Rosas Moreno

Llamado también “El poeta de la niñez”, nació en Jalisco en 1838 y falleció en Guanajuato en 1883, este autor es considerado como uno de los mejores fabulistas mexicanos. Sus varias obras líricas contienen apacibilidad y dulzura, nostalgia y suave melancolía. Escribió también varias obras de teatro para niños, poemas de historias de México y libros de lectura infantiles.

Sobre los textos:

  • Fábula de José Rosas Moreno

Fotografías:

¿TENEMOS POR QUÉ INDIGNARNOS?

INDIGNAOS-EL CRISOL DE LA CORDURA

“Olvidad todo lo que habéis aprendido. Comenzad a soñar”

                   Lema de Mayo del 68

De todos quedaron tres cosas:

la certeza de que estaba siempre comenzando,

la certeza de que había que seguir,

y la certeza de que sería interrumpido antes de terminar.

Hacer de la interrupción un camino nuevo,

del miedo una escalera,

del sueño un puente,

de la búsqueda un encuentro”.

F. Pessoa

INDIGNAOS-EL CRISOL DE LA CORDURA

 

indignaos-¿TENEMOS POR QUÉ INDIGNARNOS?-EL CRISOL DE LA CORDURA

Stéphane Hessel va un paso por delante de los eslóganes de mayo del 68:

frente al

“sé realista, pide lo imposible”, proclama que

“¡todo lo deseable es posible!”

                                     Mercedes Arancibia

Las razones para estar indignados y el hecho de estarlo son muchas, pero hay quienes en este estado en el que está la sociedad se encuentra cómodo. Entre otras cosas por ser beneficiarios de las migajas que les dan los poderosos por sus servicios prestados de palanganeros. No quiero decir que la Iglesia lo sea, aunque algunos de sus miembros dirigentes contribuyan. Traigo aquí, la postura personal de dos sacerdotes, de diferentes personalidades, el uno escritor y poeta y el otro teólogo con pocos apoyos por parte de Roma, pero sin duda, con un compromiso ético que les hace manifestarse con rotundidad, ellos también están indignados, Antonio López Baeza y Joxe Arregi.

Clip

Miren como nos hablan
de libertad
cuando de ella nos privan
en realidad
Miren como pregonan
tranquilidad
cuando nos atormenta
la autoridad
Qué dirá el Santo Padre
que vive en Roma
que le están degollando
a sus palomas?
Miren como nos hablan
del paraíso
cuando nos llueven penas
como granizos
Miren el entusiasmo
por la sentencia
sabiendo que mataban
a la inocencia
Qué dirá el Santo Padre
que vive en Roma
que le están degollando
a sus palomas?.

Violeta Parra

¿TENEMOS POR QUÉ INDIGNARNOS?

¿Habrán leído nuestros obispos el opúsculo: “¡Indignaos!”, de Stéphane Hessel?

Creo que sí. (Es mejor suponer que sí).

1. ¿Se habrán dado cuenta del alto valor evangélico que contiene su llamada, tanto a la insurrección contra la mentira, la injusticia y la violencia, como a la esperanza de un mundo (¿el Reino de Dios?) en que desaparezcan las grandes desigualdades sociales, y todas las mujeres, y todos los hombres, puedan acceder a sus derechos de ciudadanos libres y responsables?

2. ¿Por qué no se lee, como comentario de la Palabra, en todas las Iglesias Cristianas?

3. ¿Por qué no se integra en la programación de la catequesis de jóvenes y adultos?

4. ¿Por qué muchos clérigos (o, al menos, alguno) no se suman a la declaración de Hessel, y hacen pública su lucha personal, a lo largo de sus existencias, contra todas las tiranías, como pastores que dan su vida defendiendo a su pueblo de los lobos rapaces del capitalismo salvaje?

INDIGNAOS-EL CRISOL DE LA CORDURA

· ¡Indignaos! Es el estallido de una conciencia solidaria.

· ¡Indignaos! Es la voz de la Verdad que nos hace libres.

· ¡Indignaos! Es la Esperanza que comienza a llamear entre las cenizas del largo conformismo.

¿Quién puede tener en su corazón un átomo del Amor de Dios, y no indignarse, ¡y no indignarse!, viendo su Imagen y Semejanza afeada, pisoteada, masacrada, en miles y millones de sus hijos predilectos, los desposeídos de la historia?

¡Indignaos! ¡Indignaos! ¡Indignaos!

INDIGNAOS-EL CRISOL DE LA CORDURA

Es posible, muy posible, que vuestra indignación, unida a la de todos los indignados, sea el Nuevo Pentecostés de un Humanidad congregada en la mesa fraterna, con el lenguaje universal de la Justicia y la Misericordia.

¡Indignaos!

  Antonio  Lopez Baeza (2)Antonio López Baeza, poeta y sacerdote.  

“….La causa de los jóvenes indignados de nuestras plazas es la causa más justa del planeta entero y merece la pena, aunque fracase. Pero sería tremendo que fracasara por nuestra desidia. Es la causa del Evangelio. Es la causa de Dios. La causa de Dios no es que todo el mundo crea en Dios -¿qué significa eso?-, sino que el mundo sea justo y viva en paz, que todas las criaturas sean dichosas. La causa de Dios se defiende en las tiendas de campaña de las plazas, mucho más que en los templos de piedra.

Está bien que los cristianos nos reunamos cada domingo a celebrar la memoria de Jesús, cuyo fracaso es ascensión. Pero no sería la misa de Jesús, si antes o después, de una manera u otra, no acudimos, con todos los párrocos al frente, a reunirnos con los jóvenes indignados de las plazas que encarnan el sueño y la causa de Jesús…”

Profetas del 15-M, texto completo en pdf

 Teologo Joxe Arregi- EL CRISOL DE LA CORDURAJoxe Arregi,  Teólogo

Textos e imágenes:

Periodistas en Español

Redes cristianas

ediciones simbióticas

http://vocesconfutura.tumblr.com/

www.feypoesia.org

Indignado-EL CRISOL DE LA CORDURA

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License