Partes variables e invariables de la oración gramatical, memento

Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el término memento viene del latín (memento, acuérdate) y se refiere a:

  • Cada una de las partes del canon de la misa, en que se hace conmemoración de los fieles vivos y de los difuntos.
  • Hacer alguien sus -s.  Detenerse a discurrir con particular atención y estudio lo que le importa.

Archivo Juan Francisco-Darky 2

Accidentes del nombre

Partes variables e invariables de la oración.

Las partes variables de la oración son cinco: nombre sustantivo, adjetivo, artículo, pronombre y verbo.

Con el verbo se estudia el participio por ser un derivado verbal.

Las invariables son cuatro: adverbio, preposición, conjunción e interjección.

Los vocablos del primer grupo sufren cambios debidos a los accidentes gramaticales.

Género, número y caso

Los accidentes gramaticales del nombre sustantivo, adjetivo, artículo y pronombre son el género, número y caso.

El género

El género es un accidente gramatical que sirve para distinguir el sexo de 1as personas y de los animales.

En castellano se admiten seis géneros: masculino, femenino, neutro, epiceno, común y ambiguo.

En realidad son dos los géneros: masculino y femenino, porque dos son los sexos.

Las palabras que designan hombres, animales machos, oficios y cosas propias de ellos, son del género masculino.

Las palabras que designan mujeres, animales hembras, oficios y cosas propias de la mujer, son del género femenino.

Ejemplos 1 Género neutro

Neutro quiere decir ni masculino ni femenino.

A este género pertenecen algunos adjetivos precedidos de la palabra lo, como lo bueno, lo malo, lo feo, equivalentes a los sustantivos abstractos la bondad, la maldad y la fealdad, respectivamente.

También toman la forma neutra los pronombres demostrativos y posesivos esto, eso, aquello, lo mío, lo tuyo, lo suyo, lo nuestro, lo vuestro.

Otros géneros

Al género epiceno pertenecen aquellos animales cuyo sexo no nos es bastante conocido, como gorrión, hormiga, ruiseñor.

Al género común se refieren los nombres de personas que con una misma terminación y diferente artículo designan los dos sexos, como el mártir y la mártir; el homicida y la homicida; el testigo y la testigo.

El género ambiguo se refiere a cosas inanimadas que unas veces son del masculino y otras de femenino, como el mar es dilatado; la mar es profunda; el orden en las escuelas; la orden del ministro.

El género se da a conocer con una palabra distinta para cada sexo, como hombre y mujer; buey y vaca, y también con una palabra de dos terminaciones, como: perro y perra; león y leona; marqués y marquesa.

Los géneros, además de conocerse por su significación, se pueden también conocer por su terminación.

Si acaba un sustantivo en a, d, z, será femenino y si termina en e, i, o, u, j, l, n, r, s, t, será masculino.

Como son muchas las excepciones, lo mejor será guiarse por el artículo y el adjetivo que acompañan al sustantivo para conocer su género.

Número

Es el accidente gramatical que sirve para conocer si se trata de un ser o de varios.

En castellano son dos los números: singular y plural.

El singular se refiere a una sola persona, animal o cosa, como soldado, bastón, rosa.

Plural, el que se refiere a dos o más personas, animales o cosas. Ejemplos: Soldados, bastones, rosas.

Cómo se forma el plural

Dado un nombre en singular, se forma el plural añadiendo una s, o la sílaba es.

Se añade una s, si la palabra termina en vocal no acentuada, como casa, ramo, pluma, cuyos plurales son casas, ramos, plumas.

Si acaba el vocablo en consonante, se adiciona la sílaba es, como cartel, razón, carácter. En plural resultan: carteles, razones, caracteres.

Y si termina la palabra en vocal acentuada, también se añade la silaba es. De borceguí, borceguíes; de tisú, tisúes.

Esta última regla tiene muchas excepciones.

Entre ellas, café, cafés, papá, papás; mamá, mamás; chapó, chapós, etc.

Hay nombres que solamente tienen singular.

Estos son: los propios, las virtudes, los vicios, las pasiones, como: Luis, Rosa, esperanza, embriaguez, odio, etc.

Sin embargo, algunos propios de Geografía se pluralizan. Así decimos: las Américas, las Castillas.

Nombres que se usan en plural

Hay cerca de un centenar de palabras que solamente se usan en plural. Entre ellas, vísperas, maitines, tijeras, medias, nupcias, enaguas, arras, calzoncillos. Todos los demás nombres tienen singular y plural.

Caso

Caso es el accidente gramatical que da a conocer el oficio que desempeña el nombre en la oración.

Los casos son seis: nominativo, genitivo, dativo, acusativo, vocativo y ablativo.

En algunas lenguas -entre ellas el latín -se conocen los casos por las terminaciones de los nombres.

En castellano no las hay, exceptuando el pronombre personal.

De yo salen me, mi, conmigo; de , te, ti, contigo; de él, ella, le, la, lo, se, si, consigo.

No habiendo terminaciones en los sustantivos para conocer los casos, se conoce su oficio por las preposiciones de que van precedidos.

Nominativo

El caso nominativo o sujeto es el principal. De él depende el verbo y todas las demás partes de la oración.

Se conoce en que no lleva nunca preposición en la forma activa, y con él designamos el agente de la acción del verbo.

Genitivo

El genitivo denota relación de propiedad, posesión o pertenencia.

Lleva siempre la preposición de y tiene carácter determinativo.

Dativo

El dativo indica la persona o cosa en que recae indirectamente la acción de verbo. Lleva siempre la preposición a o la preposición para.

Acusativo

El acusativo indica la persona o cosa en que recae directamente la acción del verbo.

Si se trata de un nombre de persona es frecuente emplear delante la preposición a. Y si es de cosa se omite la preposición.

Vocativo

El vocativo sirve para llamar con más o menos énfasis a una persona o cosa personificada. No lleva preposición.

Ablativo

El ablativo es un complemento de la oración y expresa, como los adverbios, circunstancias de lugar, modo, tiempo, orden, cantidad, etc. Lleva siempre preposición.

De los seis casos explicados, hay dos que nunca llevan preposición y son el nominativo y el vocativo. Se les llama casos rectos. Los otros casos se llaman oblicuos.

EJEMPLOS Y EJERCICIOS

El Alcalde ha impuesto varias multas por infracciones legales.

La palabra Alcalde está en nominativo y no lleva preposición.

El secretario del Alcalde presentó la dimisión.

En este ejemplo Alcalde está en genitivo y va precedido de la preposición de, única que puede llevar este caso.

El pueblo saluda a su Alcalde por sus gestiones en Madrid.

Alcalde está en acusativo y lleva la preposición a. No puede llevar ninguna otra.

Hubo molestas alusiones para el Alcalde.

Este nombre está en dativo y lleva la preposición para. También puede llevar la preposición a.

Nosotros, Sr. Alcalde, pedimos que se nos oiga antes de dictar ninguna resolución relativa a la denuncia formulada.

Alcalde está en vocativo. No le acompaña ninguna preposición.

Estuvimos con el Alcalde en el Liceo. En este ejemplo la palabra Alcalde está en ablativo, precedida de la preposición con.

El ablativo puede llevar cualquiera de las diez y nueve preposiciones que admite la Academia.

Declinemos la palabra Alcalde sin formar con ella oraciones.

Nominativo, el Alcalde.

Genitivo, del AlcaIde.

Dativo, al Alcalde o para el Alcalde.

Acusativo, al Alcalde.

Vocativo, Alcalde.

Ablativo, con, de, en, por, sin, sobre, tras, hacia, etc., el AlcaIde.

Páginas para estudiar a fondo la Gramática castellana:

Gramática de la Lengua Castellana, Real Academia Española

Wikipedia, Gramática del español

Apuntes con ejercicios de Gramática Española: Morfología y Sintaxis, para descargar en Word

Curso de gramática española

El castellano org, la pagina del idioma español

Ejercicios de gramática de Juan Manuel Soto Arriví

Muth.org/Robert, Gramática

Zona ele

Foto, obras de Darky

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

Publicado por

Juan Francisco

En la red, tan dada al anonimato, a mí me gusta conocer algo de quien escribe, aunque no necesito ni una biografía, ni un currículum vítae. Mi nombre (cosa poco importante) es: Juan Francisco Martínez Saura. Vivo entre Cartagena, ciudad de la Comunidad de Murcia, en el sureste del Estado Español y la más cosmopolita Barcelona, ciudad a la que amo y en la que me siento en casa, aunque muy a menudo me encontrareis en cualquier calle de los alrededores de la Plaza Mayor de Madrid. Vine a nacer a mediados de los años cincuenta del siglo pasado en un lugar de África Ecuatorial; viví comprometido activamente en la lucha contra la dictadura que todos padecíamos en nuestra piel de toro, (lo que explica mi absoluto rechazo a cualquier clase de dictadura); me formé profesionalmente como trabajador del metal, tengo experiencia en casi todas las ramas de éste, como son por ejemplo, la matricería, los motores diésel, los sistemas neumáticos e hidráulicos, (por cierto, que en este tipo de trabajo es como me ganaba la vida hasta mi jubilación), aunque he trabajado, (como muchos niños yunteros de mi generación) desde recadero, venta de prensa, después pinche, aprendiz, camarero o restaurador de lámparas antiguas, trabajé empresas de fertilizantes, en refinerías y astilleros de buques. Mis años universitarios los dediqué al estudio del Derecho, aunque estudiar Historia, Literatura, Antropología, Economía o Filosofía, son materias en las que disfruto más, pero la Poesía y la Música, (aunque toco algo la guitarra, ja, ja, ja, lo mío es escuchar), es a lo que más dedicaba el tiempo libre, hasta que empecé en este maravilloso mundo virtual que es La Red. Me gusta viajar, conozco varios países, aunque sobre todo e intensamente el mío, España. Tengo hijos y nietos y una extensa familia a la que quiero mucho, que está repartida por todo el orbe, por eso, admiro, comprendo y puedo convivir con diferentes culturas. He conocido y tenido como maestros, a grandes personas, aunque la mención de estas no os dirá nada, por ser desconocidas para la mayoría, hecho éste, que no resta un ápice a su grandeza. Tengo muchos amigos, tanto en la vida real como en Internet y los amo, los respeto y necesito, porque sin ellos no soy prácticamente nada. El Nick de aruasjf con que aparezco, es el resultado de escribir al revés, mi apellido Saura junto a las iniciales de mi nombre. El título de la página en la que escribo estas líneas, aunque parezca ampuloso, tiene que ver con el intento personal, de lograr ese punto necesario, (aunque a veces no lo logre), en el que se fundan como en un crisol, (el recipiente que se usa en la fundición de metales), los puntos de vista y en el que se logre, lo que muchas veces y a muchos, incluido yo claro, nos falta: la cordura Datos personales Mi trabajo: poco interesante, mis estudios: según se midan, mi cociente intelectual: depende del test, mi esposa: una compañera, mis hijos: grandes personas, mi familia: de las mejores, defectos: muchos, virtudes: pocas. Hago míos los versos del genial Cervantes: “Vida es esta, señor, do estoy muriendo entre bárbara gente descreída, la mal lograda juventud perdiendo”. Me interesa La historia El arte Las nuevas tecnologías La verdad en la información La denuncia de las injusticias El conocimiento humano. Películas favoritas El compromiso (Elia Kazán) El Padrino-trilogía (F.F.Coppola) Johnny cogió su fusil (Dalton Trumbo) Música favorita Clásica, sobre todo Johann Sebastian Bach New Age Músicas étnicas o de los pueblos del mundo. Libros favoritos Apología de Sócrates (Platón) Introducción a la antropología general (Marvin Harris) El dardo en la palabra (Lázaro Carreter) Filosofía del arte (José Camón Aznar) Modelo para armar (Julio Cortázar) Doce cuentos peregrinos (Gabriel García Márquez) Cervantes humanizado (Arturo del Hoyo y Ramón de Garciasol) De la brevedad de la vida (Lucio Anneo Séneca) Contra el fascismo (Umberto Eco) Historia de España (Pierre Vilar) Y mi libro favorito al que siempre vuelvo es: “Antología rota” (León Felipe), Losada en 1974 Si quieres contactar conmigo por algún motivo, manda un correo a contacto@elcrisoldelacordura.com

85 respuestas a “Partes variables e invariables de la oración gramatical, memento

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. lex agradexko ke pongan: porke el adgetivo ex parte bariable de la orcion
    (Les agradezco que pongan: ¿porqué el adjetivo es parte variable de la oración?)

    1. Precisamente se indica al principio el porqué es esto así. La palabra adjetivo significa añadir, añade a los sustantivos la idea de cómo son las cosas y cuántas son las cosas; y ademas es claro que sufren cambios debidos a los accidentes gramaticales. Es entonces cuando nos damos cuenta que estos accidentes gramaticales que son: género, número y caso, pueden hacer cambios en la oración gramatical. Le recomiendo a usted que lea en esta misma bitácora la entrada referente al adjetivo.Saludos.

  3. no hay nada de lo que necesito !nooooooooooooooooooo entiendo ni pio ni jota por favor ponganlo en spanish

  4. Gracias por visitar mi bitácora y suscribirse. Espero que la información le sea útil. Le animo a visitar la categoría en que estoy republicando artículos que resumen las obras de la Real Academia Española de más reciente publicación, y que ya había publicado en mi bitácora anterior, El Ideario de Facundo (eliminada de la Red). Le animo a hacerlo empezando por este enlace. Saludos.
    http://elmundodefacundo.wordpress.com/2011/09/29/%C2%BFcual-es-la-diferencia-entre-genero-y-sexo/

Responder a Melissa Asikala Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .