El Derecho Civil en Pingüinia, Anatole France

«Cuando una cosa se ha dicho y  bien,
no debes de tener ningún escrúpulo.
Tómala y cópiala. ». Anatole France

Bulloch

…un robusto pingüino de piel blanca y pelo rojo atravesaba el

valle cargado con una enorme maza, acercose a un humilde

pingüino que regaba sus lechugas y le gritó:

-¡¡Tu campo es mío!!

Después de pronunciar estas palabras golpeó con la maza

la cabeza del hortelano, el cual se desplomó sobre la tierra que cultivaba.

Entonces el santo varón Mael, tembloroso, lloró, y con voz

ahogada por el dolor y el miedo clamó al Cielo:

Dios mío, Señor mío, Tú que recibiste el sacrificio de

Abel; Tú, que maldices a Caín, venga, Señor, a este inocente

inmolado en su huerta y haz sentir al asesino el peso de tu

brazo ¿Habrá crimen más odioso o más grave afrenta a

tu justicia que este asesinato, Señor?

-Cuidado padre mío -dijo Bulloch, suavemente- pues

lo que llamáis robo y asesinato es la conquista, fundamento

sagrado de los imperios, origen de todas las virtudes y de todas las grandezas.

Reflexionad que si vituperáis al robusto pingüino escarnecéis el principio de la propiedad.

Cultivar la tierra es una cosa, y otra cosa es poseerla; no debe haber confusión entre ambas.

En materia de propiedad el derecho del primer ocupante es

incierto; el derecho de conquista descansa en sólidos cimientos;

es el único respetable por ser el que se hace respetar.

La propiedad tiene por único fin la fuerza, principia y se perpetúa

por la fuerza y solo cede ante una fuerza mayor; por eso puede

llamarse noble todo el que posee.

Y ese pingüino rojo y forzudo que ha despachurrado al

trabajador para quitarle la huerta, acaba de fundar una muy

noble casa. Greatuk

Voy a felicitarle.

Después de hablar así Bulloch se acercó al robusto pingüino, el cual de pie, junto al surco ensangrentado, se apoyaba en su maza.

El monje, inclinándose hasta casi dar con su cabeza en el suelo, le dijo:

-Señor Greatuk, príncipe temido; vengo a rendiros pleitesía como fundador que sois de un poder legitimo y de la riqueza hereditaria.

Sepultado en vuestros territorios el cráneo del vil pingüino a quien derrotasteis,

arraigarán para siempre los sagrados derechos de vuestra propiedad.

Felices vuestros hijos y los hijos de vuestros hijos.

Ellos serán Greatuk, duques de Skull, y dominarán la isla de Alca.

Luego alzó más la voz para que pudiera ser oída por el

anciano Mael y dijo:

Padre mío, bendecid a Greatuk, porque todo poder viene

de Dios.

Mael quedó quieto, mudo, y con los ojos clavados en el cielo.

Produciale incertidumbre dolorosa la doctrina del monje Bulloch

y, sin embargo esa doctrina debía prevalecer hasta en la época de más elevada civilización.

Bulloch pudo ser considerado, pues, como el fundador del derecho civil de Pingüinia.Pingüinia

Anatole France La isla de los pingüinos (1908)

Anatole France trabajando

Anatole France, seudónimo de Jacques Anatole Thibault fue novelista y premio Nobel francés.

Ha sido considerado frecuentemente como el mejor escritor francés de finales del siglo XIX y principios del XX.

France que nació el 16 de abril de 1844, en París y murió en Tours el 13 de octubre de 1924,

se encontraba entre los intelectuales franceses que exigieron, con éxito,

la exculpación de Alfred Dreyfus, un capitán del ejército francés acusado de traición.

Fue nombrado miembro de la Academia Francesa en 1896 y recibió el Premio Nobel de Literatura en 1921.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

Publicado por

Juan Francisco

En la red, tan dada al anonimato, a mí me gusta conocer algo de quien escribe, aunque no necesito ni una biografía, ni un currículum vítae. Mi nombre (cosa poco importante) es: Juan Francisco Martínez Saura. Vivo entre Cartagena, ciudad de la Comunidad de Murcia, en el sureste del Estado Español y la más cosmopolita Barcelona, ciudad a la que amo y en la que me siento en casa, aunque muy a menudo me encontrareis en cualquier calle de los alrededores de la Plaza Mayor de Madrid. Vine a nacer a mediados de los años cincuenta del siglo pasado en un lugar de África Ecuatorial; viví comprometido activamente en la lucha contra la dictadura que todos padecíamos en nuestra piel de toro, (lo que explica mi absoluto rechazo a cualquier clase de dictadura); me formé profesionalmente como trabajador del metal, tengo experiencia en casi todas las ramas de éste, como son por ejemplo, la matricería, los motores diésel, los sistemas neumáticos e hidráulicos, (por cierto, que en este tipo de trabajo es como me ganaba la vida hasta mi jubilación), aunque he trabajado, (como muchos niños yunteros de mi generación) desde recadero, venta de prensa, después pinche, aprendiz, camarero o restaurador de lámparas antiguas, trabajé empresas de fertilizantes, en refinerías y astilleros de buques. Mis años universitarios los dediqué al estudio del Derecho, aunque estudiar Historia, Literatura, Antropología, Economía o Filosofía, son materias en las que disfruto más, pero la Poesía y la Música, (aunque toco algo la guitarra, ja, ja, ja, lo mío es escuchar), es a lo que más dedicaba el tiempo libre, hasta que empecé en este maravilloso mundo virtual que es La Red. Me gusta viajar, conozco varios países, aunque sobre todo e intensamente el mío, España. Tengo hijos y nietos y una extensa familia a la que quiero mucho, que está repartida por todo el orbe, por eso, admiro, comprendo y puedo convivir con diferentes culturas. He conocido y tenido como maestros, a grandes personas, aunque la mención de estas no os dirá nada, por ser desconocidas para la mayoría, hecho éste, que no resta un ápice a su grandeza. Tengo muchos amigos, tanto en la vida real como en Internet y los amo, los respeto y necesito, porque sin ellos no soy prácticamente nada. El Nick de aruasjf con que aparezco, es el resultado de escribir al revés, mi apellido Saura junto a las iniciales de mi nombre. El título de la página en la que escribo estas líneas, aunque parezca ampuloso, tiene que ver con el intento personal, de lograr ese punto necesario, (aunque a veces no lo logre), en el que se fundan como en un crisol, (el recipiente que se usa en la fundición de metales), los puntos de vista y en el que se logre, lo que muchas veces y a muchos, incluido yo claro, nos falta: la cordura Datos personales Mi trabajo: poco interesante, mis estudios: según se midan, mi cociente intelectual: depende del test, mi esposa: una compañera, mis hijos: grandes personas, mi familia: de las mejores, defectos: muchos, virtudes: pocas. Hago míos los versos del genial Cervantes: “Vida es esta, señor, do estoy muriendo entre bárbara gente descreída, la mal lograda juventud perdiendo”. Me interesa La historia El arte Las nuevas tecnologías La verdad en la información La denuncia de las injusticias El conocimiento humano. Películas favoritas El compromiso (Elia Kazán) El Padrino-trilogía (F.F.Coppola) Johnny cogió su fusil (Dalton Trumbo) Música favorita Clásica, sobre todo Johann Sebastian Bach New Age Músicas étnicas o de los pueblos del mundo. Libros favoritos Apología de Sócrates (Platón) Introducción a la antropología general (Marvin Harris) El dardo en la palabra (Lázaro Carreter) Filosofía del arte (José Camón Aznar) Modelo para armar (Julio Cortázar) Doce cuentos peregrinos (Gabriel García Márquez) Cervantes humanizado (Arturo del Hoyo y Ramón de Garciasol) De la brevedad de la vida (Lucio Anneo Séneca) Contra el fascismo (Umberto Eco) Historia de España (Pierre Vilar) Y mi libro favorito al que siempre vuelvo es: “Antología rota” (León Felipe), Losada en 1974 Si quieres contactar conmigo por algún motivo, manda un correo a contacto@elcrisoldelacordura.com

6 respuestas a “El Derecho Civil en Pingüinia, Anatole France

  1. Pingback: Bitacoras.com
    1. Gracias por tus palabras, viniendo de alguien como tú, que para mí eres una viva imagen de firmeza y sabiduría, escribiendo muy bien y puesta esta escritura al servicio de las personas, como haces, es un verdadero honor.
      Saludos. Juan Francisco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .